Llámenos

Japón imperial

Japón tiene un aire surrealista por su empeño en hacer convivir elementos contrapuestos: la modernidad más agresiva con las costumbres ancestrales, la cortesía extrema con las barreras infranqueables… Pero es precisamente esta mezcla entre contrastes y contradicciones, junto con una atmósfera enigmática muy intensa, lo que le da su atractivo.

La imagen de Japón se ha perfilado con muchos tópicos, y para conocerlo verdaderamente deben abandonar los prejuicios y observar con atención, porque en los detalles está su verdadera esencia.

Nuestra propuesta es viajar a este archipiélago constituido por unas cuatro mil islas, situadas a los largo de una falla geológica frente a la costa este de Asia. Compuesto por sucesión de ciudades modernas y excepcionalmente avanzada, ha resurgido de sus propias cenizas, y se ha reinventado consiguiendo convertirse en un referente a nivel mundial.