Llámenos

Indonesia: cada isla, un mundo

Hemos oído muchas veces el comentario “cada persona es un mundo”, pero hablando de Indonesia bien cabe decir que “cada isla es un mundo”: un mundo aparte y diferente.

En este peculiar país insular, cada una de las islas que lo conforman alberga una cultura, religión y en muchas ocasiones hasta una raza e idioma diferentes. Saltar de una a otra, es realizar un viaje antropológico al tiempo que se realiza el viaje físico.

Iniciamos la ruta por la famosa y aún idílica isla de Bali, que mantiene el aura de espiritualidad y la belleza que siempre ha caracterizado a sus sonrientes habitantes. Siempre hay un rincón nuevo o por descubrir, alguna sorpresa que disfrutar…

La isla de Java, a pesar de que recientemente tsunamis y terremotos la devastaron en parte, ha salvaguardado su patrimonio y su alegría de vivir. Debemos re-descubrir una ciudad tan hermosa como Yogyakarta, y sus magníficos legados religioso-arquitectónicos: el hinduismo de Prambanan y el budismo de Borobudur.

Y de un salto pasamos de grandes culturas olvidadas a tribus con sus propias tradiciones y antiguos ritos. Llegaremos a Sulawesi, en cuya recóndita región norte, rodeada de montañas y selva, encontramos Tana Toraja, literalmente la Tierra de los Toraja.

Y de nuevo la tranquilidad y el relax en una isla idílica: Lombok, donde el océano rige la vida de sus habitantes. Digno colofón para nuestra ruta indonesia. De isla en isla…