Llámenos

Descubriendo Nueva Zelanda

Dos millones de turistas internacionales visitan Nueva Zelanda cada año: eso significa un turista por cada dos habitantes locales. Aún así, Nueva Zelanda sigue siendo una gran desconocida para la mayoría del mundo.

Su situación, realmente en la “otra punta del mundo”, influye en esa percepción, así como su novísimo origen histórico. Atraídos por la belleza natural del país, encontraremos una cultura urbana floreciente y una sociedad que acompaña las últimas tendencias mundiales.

Sus increíbles paisajes que abarcan casi todo lo que de contraste puede ofrecer la naturaleza de nuestro planeta.

Montañas cubiertas de nieve en sus cimas, fuentes termales naturales, géiseres activos, doradas y solitarias playas, lagos brillantes y selvas antiquísimas.

Todo ello, tal como aparece en las postales, y en las recientes películas que todos tenemos en mente, y que han puesto de moda este destino. Es por esta variedad tan contrastada de naturaleza que bien podemos decir que Nueva Zelanda es un planeta en miniatura: todos los paisajes de la Tierra encuentran una muestra allí.

Su tamaño y su eficiente infraestructura hacen que sea fácil de explorar. Más allá del interés que cada uno tenga, cuando regresa todo el mundo coincide: querrían pasar más tiempo en Nueva Zelanda.

Por todo ello nuestra propuesta es conocer el país “a su aire”.